domingo, febrero 11, 2007

ESTÉRILES

Imagen: escena de la película "Children of Men", tomada de salon.com

Desde hace algún tiempo le hago saber a mis interlocutores con cualquier excusa que estoy a favor del Movimiento de Extinción Humana voluntaria, que creo que se aproxima una especie de colapso del orden capitalista, y que tal colapso podría ser incluso benéfico, aunque probablemente suframos bastante cuando ocurra. Sin embargo, hace un par de semanas mis opiniones al respecto vacilaron un poco. La razón: una película. "Children of Men". Una película sumamente bien lograda con efectos impresionantes, una excelente historia, actuaciones muy buenas, y una música increíble.

La historia se desarrolla en la inglaterra del 2027, 18 años después de que por razones desconocidas, la humanidad entera se ha vuelto estéril, y aparentemente la pérdida de ese referente que es la continuidad de la especie ha sumido a la humanidad en una locura destructiva, que sólo en Inglaterra ha podido controlarse a medias a través de un estado de sitio donde el gobierno ejerce un autoritarismo sin límites sobre una población desquiciada, y una presión inmigratoria tremenda por parte de la población de todo el resto del mundo.

La película está basada en un libro llamado igual de la escritora inglesa de thrillers P. D. James, y como en el caso de todas las películas basadas en un libro, no falta el que ha proclamado: "es mejor el libro", como si eso tuviera algún sentido. Les hablaba de que esta película me produjo una vacilación en mis creencias sobre la reproducción de la ahora tan inconveniente especie humana; pues bien, aunque no he leído el libro, estoy seguro de que leerlo no me hubiera hecho vacilar en mis convicciones de la misma manera que ver la película.

El cine no es un lenguaje argumentativo; una buena película no le da tregua al espectador para que organice bien la información que recibe de acuerdo a sus cómodos esquemas mentales, ni para que pueda filtrar todas las implicaciones emotivas de lo que está percibiendo. Un buen libro puede afectarnos mucho, pero siempre podemos, y usualmente lo hacemos, detenernos para rumiar un párrafo particularmente sospechoso, intenso o difícil, sin perder del todo el ritmo del texto (bueno, hay también excepciones a esto, y siempre se trata de literatura no argumentativa).

De modo que voy a tratar de explicar porqué la película me ha provocado hondas reflexiones sobre la esterilidad, que apenas ahora mi mente racional comienza a recuperar.

La película muestra un mundo estéril en muchos sentidos: a pesar del tiempo que ha pasado, la tecnología no ha avanzado mucho; de hecho aunque se ven algunos avances electrónicos, se ven más retrocesos en lo que concierne al transporte, la organización social, y se observa la estupidez colectiva de una multitud llorona manipulada por los medios, que moquea ante la muerte por demás predecible del hombre más joven del mundo: un petardillo argentino que se encontraba bastante incómodo en el foco del amor cursi, morboso y universal de la humanidad estupidizada.

La historia pone de manifiesto que lo que mantiene a la humanidad funcionando no es precisamente lo humano, sino aquel mandato por perpetuarse que mantiene a todas las demás especies, de las que el hombre quiere creerse fundamentalmente diferente. Si los humanos concretos se dan cuenta de que no van a tener hijos, ni sobrinos, ni nadie que extienda directamente su existencia más allá de su muerte, se olvidan inmediatamente de sus altisonantes principios, de su Dios (al que los pocos creyentes que quedan no aciertan más que a adular para que les devuelva la capacidad de procrear, o para que les ayude a destruir a los enemigos junto consigo mismos) y de todo lo que consideran digno de preservarse: liberados de la única disculpa para respetar la cultura, que era la motivación mamífera (no humana) de legársela a las siguientes generaciones, vandalizan todo lo que ha sido construído, desde las esculturas griegas hasta los medios de producción.

Hasta ahora, sólo razones para desear la desaparición de la especie. ¿porqué, entonces, la película me hizo vacilar?

Porque la trama se centra en personajes muy creíbles, con los que aún el más cínico se sentirá identificado de alguna manera.

Theo, el protagonista, al igual que los que detentan el poder, está sumido en un marasmo cínico al que logran heroicamente sobreponerse para continuar su vida cotidiana. Las razones de su propio marasmo son globales pero también personales, claro, y tienen que ver con su hijo muerto, la imposibilidad de tener otro, y la situación general que le quitó todo sentido a su relación de pareja con una activista radical. Algo en este personaje nos hace pensar que su manera de sobreponerse al sinsentido es más honesta que la de Nigel, el ministro y protector de las artes, que simplemente "no piensa en eso". Esta especie de honestidad del personaje lo hace acreedor de la confianza y simpatía de perros, gatos, y de la protagonista, una inmigrante que es presumiblemente la única esperanza de la humanidad. También de la antipatía de Patric, personificación del terrorismo puro bajo una melena rastafari.
Uno de los grandes aciertos de la película es hacer creíble a Theo, esta especie de santo cínico.

Por otro lado, el grupo disidente de los "Fish", que luchan contra la xenofobia autoritaria y asesina del gobierno, es la representación de cualquier movimiento revolucionario, con un espectro de participantes que va desde personajes admirables e íntegros pero fanáticamente decididos, como Julianne, la pareja de Theo, hasta terroristas como Patric, que simplemente tienen un gusto fetichista por la violencia y el sufrimiento, y pueden adoptar creíblemente cualquier ideología que los valide como medios. La mayoría de los revolucionarios, sin embargo, son como Luke, la verdadera cabeza de la organización, que está muy convencido pero no tiene principios tan fuertes como Julianne, y son finalmente manipulados por los terroristas puros, siendo muy fácil que se vuelvan como ellos.

Kee, la protagonista, es tremendamente humana, y su confusión, temor y ánimo prosaicamente cotidiano permiten a cualquier persona identificarse fácilmente con ella. Excepto, claro, porque ella es mucho más inocente que la mayoría de nosotros.

Y, finalmente, el personaje más simpático de todos, que es Jasper, un hippie viejo que de caricaturista pasó a cultivador de marihuana, y toma la situación con todo el humor y ecuanimidad que es posible, a pesar de los estragos que ha dejado la represión del gobierno en su esposa catatónica. Toma incluso la posibilidad de salvación de la humanidad, encarnada en la protagonista, con la misma actitud, y lo vemos fuera de la casa haciendo algo que parecen ser los pases mágicos de Carlos Castaneda en beneficio de ella.

La manera cómo la película me afectó, tiene mucho que ver con la actitud como Jasper tomó la salvación de la humanidad, y con una impresión difícil de justificar (tal vez, imposible) de que todos los personajes retratados no tienen en realidad diferencias fundamentales, y que la tragicomedia llamada humanidad no requiere ser "buena" o virtuosa para justificarse, simplemente está ahí. Desde la señora alemana confinada con los demás inmigrantes (si mi precario alemán no me miente, se queja de que la encierren con los negros) hasta el guardia curiosamente amoral que gusta de ser llamado "cerdo facista". Y el que escribe esto y el que lo lee. Todos somos lo mismo.

¿porqué seguirnos reproduciendo? ¿porqué no seguirnos reproduciendo?
La respuesta, la tiene nuevamente el señor plátano.

11 comentarios:

Kyboy dijo...

Definitivamente la respuesta a si seguir o no a su impulso reproductivo se la tiene que preguntar cada hombre a su “señor plátano”. No creo que aún la humanidad esté lista como para tomar esas decisiones racionalmente sin equivocarse.

Mare dijo...

Kyboy: Casi me mata de la risa!. Nada voluntario.

Angelita Perversita dijo...

Bueno... primero diré que me quitó el post de los dedos; sí, buena película, inquietante y claro lo entiedo, más inquietante aún para los que nos hemos preguntado lo del afán reproductivo (aún cuando yo ya me reproduje) y hemos visto cosas como Church of Eutanasia...
Pero volviendo sobre la peli, concuerdo con sumercé en algo fundamental: el ejercicio de construcción de los personajes está muy bien logrado y aleja al film de tanta novelería apocalíptica que le presentan...
Por otra parte, hay un zumbayllú que me tiene que parar en la uña porque no las cojo ¿cómo es eso de la literatura argumentativa o no argumentaiva?... no entendí sumercé, o por lo menos no creo que haya entendido lo que su persona tuvo a bien decir...
Finalmente lo del mundo estéril, claro, por supuesto, para allá vamos...
Un abrazo sumercé, pásela bueno.

Lanark dijo...

Kyboy: Jajaja definitivamente el "señor plátano" de cada quien resulta ser más sabio, en algunos casos. En todo caso la sabiduría del señor plátano puede decirse que es más "a prueba de tontos" que la de nuestra mente veleidosa.

Mare: Jajaja cerdos machos chauvinistas, todos ustedes. Ah, siento esa nostalgia de cuando el punkero era yo...

Angelita Perversita: El mundo de los blogs no tiene compasión: el que piensa, pierde. O más vien el que vacila. Es como un mundo Marlboro. Por ahora, me quedo con el título del teclado mas rápido del oeste, con este post.

Cuando digo literatura argumentativa, me refiero a la que quiere convencerlo a uno de algo utilizando argumentos racionales, cosas tipo causa y efecto, sin demasiados trucos retóricos. "si hacemos esto, entonces pasa esto". Y la literatura no argumentativa, se salta las elaboraciones racionales, y apunta a otra cosa. Digamos que la literatura argumentativa es la que hace pensar, y la otra es la que hace sentir.

Chibchacum dijo...

Un review cinematográfico de Lanark es para mi algo de sumo interes aunque es obvio para los bloggernautas que soy frecuente de este chuzo...

Si mal no recuerdo yo mencione en el foro de la silla como la película Brazil de mi querido y admirado Terry guillian habia cobrado actualidad sobre todo en en esta banabala republic. Lo terrible de eso es que se suponia era una visión futurista y resulto retorcidamente cumplido...

Y eso es lo que creo que Alfonso Cuaron esta haciendo con Children of men. Solo falta que la gente haga caso al discurso desesperado de sentido común que varios artistas están tratando de difundir y se le pegue a más de uno. Ojala que empiecen a haber más Jaspers que sean lo suficientemente consecuentes como para admitir que nosotros no somos nada. Y que esta tragedia humana no le va a importar a los ositos mientras copúlan y son felices. a ver si el planeta descansa un rato del cancer que nos hemos vuelto.

Eso no quiere decir que este de acuerdo con la extincion de la raza humana. solo digo que si algún papel hemos de tener en el futuro y será dictado por circunstancias más poderosas que las de nuestros estupidos dirigentes o "sabios" cientificos antropocentristas y será solo incumbencia de los que sepan salir adelante con sensatez de este panemonio.

El señor platano (ambos) tienen más razón de la que se cree. por eso uno de ellos está pensando por nosotros antes de la historia...

A ver si pasamos el 2012!!!

shoegazer dijo...

Muy cierto, una película muy rayadora y no sólo por la historia, por lo que tampoco creo que el libro sea mejor. Antes dije que la ciencia ficción suele ser practicada por escritores mediocres (el género apocalíptico puede ser considerado un subgénero de la ciencia ficción). En cambio esto es gran cine, y no solo porque emociona (a mí me emocionan las comedias románticas; Hollywood tiene todas las formulas) sino porque las emociones que genera no son triviales. Llevan a formular y discutir ideas que en su forma intelectual son mucho más difíciles de alcanzar. En un libro que me gustó, "Una filosofía del arte de masas", Nöel Carroll sostiene que las artes narrativas pueden entenderse como experimentos mentales en un sentido filosófico, o sea como "ejemplos" o situaciones experimentales en los que podemos actualizar, probar y transformar nuestras ideas morales. Teniendo en cuenta que en la vida real no solemos encontrarnos en situaciones límites, como las que suele presentar la ficción, la identificación con personajes no es simplemente un truco barato de la industria de Hollywood; tiene una función muy importante, ya que nos confronta con el "qué haría yo?". El cine, por ser un arte que se consume colectivamente, tiene además la gran ventaja de que suele ser discutido. Como lo estamos haciendo ahora, uno muchas veces habla sobre la película con sus amigos después de verla; y sólo los cinéfilos discuten de fotografía y movimientos de cámara. En general se habla de la trama, de los personajes, de las decisiones que se tomaron. Y eso es muy valioso porque son cosas que de otro modo no se suelen debatir; además, el situar los problemas en personajes que son "como uno" pero no son uno, otorga mayor libertad ya que uno no teme las consecuencias reales de lo que opina. Entonces, esta película es valiosa, sí, por lo emocionante y conmovedora - así eso suene cursi. Y porque la reflexión moral que permite no es nada trivial.

Y bueno, en vista de las carencias propias, me tocará empezar a hacer una encuesta entre "señores plátano" escogidos al azar del directorio telefónico. Deséenme suerte.

Yo ya no quiero que se acabe la especie humana, tenemos bonitas orejas.


***spoiler***:
¿qué pasaría si el bebé hubiera sido varón y no hembrita?

shoegazer dijo...

en cuanto a la pregunta extracinematográfica que Lanark abre al final del texto:

Mi argumento para reproducirme sería que yo he vivido muy bueno y tengo la idea de que la vida puede ser una cosa muy placentera y buena, por lo que me parecería chévere darle la oportunidad a alguien más de que disfrutara como yo he disfrutado. Pero para eso no necesito reproducirme, podría adoptar. En últimas, sería una justificación hedonista o estética (que es el único sentido que hasta el momento le he podido dar yo a mi vida).

Para no reproducirme, o igualmente para optar por mi propia muerte, argumentaría que, por la forma en que funciona el sistema social, mi felicidad suele incrementar el dolor de alguien. Por lo pronto, el dolor difuso que puede generar muy indirectamente mi existencia me parece mucho menor que el dolor concreto y agudo que, supongo, podría causar mi muerte. De manera que sigo viva. Pero mientras las cosas sean como son, tal vez lo mejor sea no reproducirse. Porque la cosa está cada vez más polarizada, y en poco tiempo si no estás entre los predadores vas a estar entre las presas. No quisiera que un hijo mío fuera ni lo uno ni lo otro. Pero esto no tiene por qué seguir siendo así, porque no creo que la búsqueda de la felicidad sea un juego de suma cero.

"si no eres parte de la solución...
eres parte del precipitado".

Lanark dijo...

Chibchacum: Jeje aprovechémos la ventiúnica película que he podido ver por acá en mucho tiempo, y que además fue digna de una reseña exaustiva.

La película me parece que en cierto modo es muy sana, porque muestra cómo a nivel global las cosas pueden irse a pique, pero eso no implica que sea así a nivel personal. Aunque la degradación social actual tiene mucho que ver con el abandono personal masivo de la gente a una degradación personal cómoda.

A ver, si pasamos.

Shoegazer: Está muy sugestiva la idea de los experimentos pensados. También me encantan los Gedankenexperimenten (lo que no está en negrilla es el plural). De alguna manera, a pesar de ser poco racional (o argumentativo, digamos) el cine sí requiere un cierto rigor para que los experimentos sean creíbles, verosímiles. O que utilicen bien lo inverosímil para lograr un efecto.

Y, en efecto, el poner a hablar a la gente es un gran logro. La crítica debería también dar a la gente mayores habilidades para hablar de las películas, sin que esto signifique desviarse hacia trivialidades técnicas. Y que aprendan también a hablar de la vivencia estética de la película, que va mas allá de la trama, y la complementa, aportando a cualquier reflexión.

Y suerte con los señores plátano. Se cuida, ¿oyó?

******************
¿si hubiera sido niño? Bueno, estaba el hecho de que alguien era fértil en el mundo, es decir la madre. Y los soldados no les iban a dar chumbimba, tampoco. Por otro lado, no se notaba. Parece ser de que el hecho de que fuera niña, fuera sólo para el espectador.

Lanark dijo...

Shoegazer 2: Sobre la reproducción, tu argumentación me parece impecable. Esperemos que el futuro no sea demasiado horrible. Por ahí en el cuento traté de esbozar un futuro que me gustaría, con obvia mala fortuna, jejeje.

¡muy bueno lo de la solución! Precipitémonos, qué carambas.

adriana dijo...

La historia es buena, la peli no lo es tanto, pero claro If you are into "estoy deprimido de estar depremido, es simplemente fabulosa.

***spoiler***:
¿qué pasaría si el bebé hubiera sido varón y no hembrita?
ayyy ayy ayy varon o hembrita, que bonito que rima...guacala!!!

Lanark dijo...

Adriana: Para todo hay gente, también en el público. A mi me tramaron con la balacera ventiada, el ritmo frenético y las tomas continuas larguísimas con cámaras dando vueltas y desplazándose. Y, aparte, Inglaterra es muy bonita y Londres es muy chévere.

y... mmm cuál es el problema con la heeeembra, también y to'o ¡sisas que se 'a gaaaarra!

COMPREN, COMPREN