jueves, noviembre 16, 2006

¿QUIÉN VENGO SIENDO?

Este va ser uno de esos textos egocéntricos donde el autor se pone a contar cosas de su vida que no le interesan a nadie, porque los demás blogueros van a leerlo y comentarlo por pura urbanidad. Para empezar, les cuento que estoy estrenando el Vector Linux en la casa. La diferencia en los gráficos ha sido tremenda con el windows vetusto que tenía, y ahora puedo aspirar a montar un montón de programas que necesito para mi trabajo. Hay algo extraño que sucede cuando uno se mete a montar linux. Al que no se a montado en ese tren, usualmente le da pereza la perspectiva de tener que conocer muchos detalles del funcionamiento de su computador, conocimiento que Windows le ahorra. Y cuando uno ya está adentro, esa misma perspectiva lo anima, no sólo porque sea más interesante, sino porque uno siente que puede hacer más cosas, que tiene más control, que tiene más poder.

De modo que al parecer, ese es mi nuevo yo, el que ya no despacha como demasiado prosaico y mundano el conocimiento sobre computadores, para más bien romperse la cabeza con cosas más fundamentales. Pero un momento, no tan rápido. El mundo no lo deja a uno redefinirse tan fácil, y menos a mi edad. La siguiente, es una aburridísima anécdota basada en la vida real, aunque contada de manera no del todo exacta ni precisa, para no hacerla aún más aburrida y abusar del público.

Ambientación: típica oficina de profesor universitario, llena de papeles, un computador que parece lonchera conectado a dos monitores gigantes llenos de ventanas, algunos con cosas que parecían relacionadas con alguna rama de las matemáticas. Profesor sentado al frente, proveniente probablemente de la India, al juzgar por la pigmentación de los párpados.

Profesor JJ> Hola, señor Lanark. Necesitaba hablar con usted. Tome asiento.
Lanark> Si. Me dijeron que me andaba buscando.
Profesor JJ> ¿Cómo va todo? ¿ha hablado con K*? *K es otro profesor. El lector suspicaz, sabrá quién es.
Lanark> Si, algunas veces. Lo mantengo informado de mi trabajo.
Profesor JJ> ¿Y él le ha dicho algo sobre la financiación de su doctorado?
Laanrk> Algo hemos hablado, pero no mucho. Yo le dije que me gustaría que me dieran una asistencia docente en física, para trabajar mecánica cuántica, en algo afín a lo que voy a hacer

El profesor JJ hace cara de que eso implicaría trámites burocráticos infinitos, pero inmediatamente se calma, como dándose cuenta muy rápido de que no es su problema.


Profesor JJ> Ah, muy bien. Pero, ¿sted es consciente de que mi proyecto le paga £££££ (insertar cantidad de plata mayor a 5 libras) de su matrícula? Yo espero que usted también haga algo de programación para nosotros.
Lanark> Mmmmm
Profesor JJ> ¿Ud maneja C++?
Lanark> No
Profesor JJ> ¿Java?
Lanark> Estoy aprendiendo
Profesor JJ> ¿Tiene alguna experiencia en programación?
Lanark> Para mis tesis de pregrado y maestría programé en Maple V, que es un programa de matemáticas con un lenguaje similar al C++, pero con montones de funciones especializadas. Sin embargo, jamás he tomado un curso de programación propiamente dicho.

Profesor JJ> Ah, ya. ¿Qué sabe sobre máquinas de base vectorial?
Lanark> Nada.
Profesor JJ> ¿Y sobre (insertar cosas que Lanark no hab'ia o'ido en su vida)?
Lanark> Nada. Mis estudios han sido bastante pobres en ciencias de la computación.
Profesor JJ> ¿Qué fue lo que estudió usted entonces?
Lanark> Química, y física. Siento mucho que sea un problema para el proyecto obtener algo por lo que me dan para la matrícula
Profesor JJ> Bah, no se sienta mal, lo que pasa es que yo hab'ia olvidado que ud. no estudi'o ciencias de la computaci'on. Pero ya encontraremos algo en lo que nos pueda ayudar. Eso era lo que quer'ia discutir con usted. Gracias por su tiempo. Hasta pronto.
Lanark> Hasta pronto. Hablamos cuando se nos ocurra algo.

Pues si. Es fácil hablar de interdisciplinariedad, y esas cosas, pero todo está pensado para cierta forma de funcionar, y para que cambie, tiene que hacerse laboriosamente, cosa por cosa. Anteriormente había hablado con gente del grupo sobre las ventajas de que admitan gente de otras disciplinas, pero ahora me encuentro también con las desventajas. Que no son graves, por cierto.

De estas cosas, siempre me anima el hecho de haberle sacado el cuerpo a la hiperespecialización, que es uno de los mecanismos de la "proletarización de la ciencia" (esperaba conseguir un lindo enlace para ese concepto, pero sólo hallé uno restringido y un informe burocrático, de modo que al lector le tocará buscar sobre la teoría de Jean-Marc Lévy-Leblond). En todo caso, vamos a ver cómo me va en mi camino poco concurrido por las teorías y técnicas.

8 comentarios:

shoegazer dijo...

esa cuestión de la interdisciplinariedad es una de dos: a) una farsa o b) nada nuevo. Porque la gente lo seguirá juzgando a uno, y uno a la gente, según prejuicios muy duros de roer sobre lo que hace cada profesional. Y la gente se seguirá formando por caminos caprichosos que poco tienen que ver con los pensums, como siempre. Y la gente seguirá pensando que deben tener en el grupo a alguien que estudió cine y televisión, para que haga el video. Y los profesores seguirán pensando que es absurdo que alguien estudie cine y no quiera hacer videos. Mientras tanto, los antropólogos y los contadores públicos se estarán muriendo por hacer videos. Ah well.

Bochica dijo...

no hay problema.....
La quimica y la fisica son el papa y la mama de la electronica y de los sistemas y por ende sumerce conoce los principios fisicos y quimicos de como hace un tiesto de plastico, silicio y algo de metal para crear lenguajes de maquina los cuales a su vez se traducen en lenguajes mas complejos pero más especificos... Cosa que hace caer un poco en cuenta el Linux por ser más ligado al lenguaje de maquina que a windows que le engorda la pereza a los que estudiaron secretariado.

Ah y Shoegazer... Me paso exactamente lo miiiismo. En casa les parecio absurdo que estudiara cine... Y ahi lo llaman a uno a la larga jejeje...

STiRER dijo...

Ergo sum...
"I drink, therefore I am." Monty Python Live at the Hollywood Bowl

Lanark dijo...

Shoegazer Para gente como yo, es una suerte que los pénsum tengan huecos, y podernos escabullir a otros lados. El discurso payaso de la interdisciplinariedad, sin embargo, no se ha acercado siquiera a legitimar esa tendencia centrífuga. Le ha funcionado mejor a la mayoría de la gente que quiere que simplemente le digan qué hacer, porque no tiene preferencias.

Envidio un poco a esas personas, capaces de ser felices buscando lo que otros les han dicho que debe interesarles. Pero no envidio a los cineastas, que tienen tanto el ojo de la opinión encima diciéndoles qué se espera de ellos. Una opinión medio envidiosa, que piensa "si yo hubiera tenido la oportunidad de hacer cine, habría hecho maravillas"

Bochica: Es cierto que realmente la química y la física son un conocimiento muy útil, que he usado para entender cantidades inverosímiles de cosas. El linux sí está más cerca al lenguaje de máquina, pero la mayor diferencia con Windows es que tiene detrás la ideología hacker, que dice que "la información es libre". No escondemos nada, porque no nos interesa que ud. dependa de nosotros.

P.D.
Lindo encuentro de dos cineastas, jejeje

Stirer: Ah, ese borrachín de Descartes (drunken fart). Eso está en Bruce's Philosphers song, que por cierto estoy oyendo en este instante (poing, poing, poing)
Espero no ser demasiado predecible si replico:
"I think, therefore I am a rhubarb tart"

Adriana dijo...

apple tart ;)

Stavrogin dijo...

Bueno, yo no soy un especialista en estos temas, pero sí quería aprovechar para haceros una pregunta. ¿Habéis leído el libro imposturas intelectuales de Sokal y Bricmont? ¿Es recomendable?

shoegazer dijo...

"Imposturas intelectuales" no solo es recomendable; debería ser obligatorio. Uno se divierte como si estuviera leyendo teatro del absurdo; aprende un montón de cosas de ciencia; se emociona, se indigna y toma partido; sirve tanto para la crítica como para la autocrítica. Y creo que en últimas le queda a uno la sensación de que es necesario pensar las cosas, antes de creerle ciegamente a los autores famosos. También hay otro libro buenísimo de Bricmont, esta vez no con Sokal, sino con Regis Debray, uno de los criticados en Imposturas. Es un diálogo entre los dos, que hasta cierto punto es un duelo entre ciencias naturales y ciencias humanas, pero que sobre todo es una discusión de orden ético entre dos personas muy inteligentes y articuladas. Se llama "A la sombra de la Ilustración".

Stavrogin dijo...

Gracias, shoegazer, creo que no se puede hacer mejor invitación para leer un libro. Primero por tu nick, ya que soy fan de My Bloody Valentine, Cranes, Mazzy Star, Mogwai, etc. Y segundo por todo lo que has dicho.

Nunca me he considerado un anti-ilustrado, pero es cierto que siempre me han interesado las burlas a la comunidad científica y a sus "métodos escépticos y rigurosos". Este libro me interesa sobre todo por la crítica a Jacques charLacán.

COMPREN, COMPREN