viernes, marzo 09, 2007

EL ESPIONAJE ES SÓRDIDO Y PUERCO

Imagen: plaga de langostas, tomada del blog de un monje budista gringo en Mongolia.

Érase una vez un pobre diablo que se tomaba mortalmente en serio. Desde que, de niño, su papá le dió un sermón sobre no decir mentiras minutos antes de suicidarse, vivió en un mundo donde la verdad era una entelequia como la Patria, el Honor, y todas esas cosas a las que se agarra la gente para maquillar la miseria moral de su vida. En cambio, la mentira era una presencia muy concreta y amenazante, que siempre se presentaba junto con la Traición.

El niño traumatizado que toda su vida habló lo mínimo que pudo, era Edward Wilson, primer director de la CIA. Y el mundo de mentiras y principios artificiales en el que creció, era el medio de los patricios de Estados Unidos, una casta que ha tenido el estado en sus manos durante el siglo XX, y lo tiene aún.

Estoy hablando de "The Good Shepherd", la película que terminó Robert de Niro el año pasado. La ilustración que encabeza este texto tiene que ver con la película por dos razones.

Una, es que una de las bellezas que hace esta egregia institución es soltar enjambres de langostas sobre la floreciente "empresa de café Maya" que estaba amenazando los intereses del capital gringo. Supongo que esa campaña fue bastante exitosa, porque fue pocos años después desde Guatemala donde comenzó a operar la famosa "United Fruit Company", que inauguró en Colombia la pintoresca costumbre de las masacres tecnificadas.

La otra, es que las langostas son simplemente saltamontes, que viven tranquilamente comiendo hierbita, hasta que la densidad de su población sobrepasa un valor crítico. Es ahí cuando se convierten en la plaga bíblica que asola regiones enteras. Siempre me ha parecido una buena analogía de la economía de mercado, que es la mano invisible que arruina la vida de Wilson, nuestro pobre diablo, y otras tantas. Es la ambición humana, el interés del ego, que es sano cuando está bajo control, pero que cuando se sale de control tiende a agotar todos los recursos disponibles.

Edward Wilson no se siente parte de un enjambre de langostas. Él está defendiendo un pais idílico de anglosajones que han sido americanos durante varias generaciones, donde, en sus propias palabras, aún los irlandeses, latinos y otras etnias "sólo están de paso".

En la promoción de la película, se insinúa que el tema central es la renuncia de protagonista a llevar una vida familiar normal, por amor a su pais y a sus principios. En realidad, mi opinión es que la fuerza que mueve a este personaje a lo largo de la película es el miedo del demonio de la mentira y la traición que él sospecha agazapado en su interior.

Las dos mujeres en su vida ven en él a un hombre silencioso e introvertido, aparentemente más decente que esos petardos arrogantes de su clase, con incluso alguna sensibilidad para la música y la poesía. La primera, Laura, interpretada por Tammy Blanchard, es una mujer sorda hermosísima y adorable que conoce en una biblioteca, y no tiene nada que ver con su mundo. Él encuentra con ella un oasis en medio de la habitual sordidez de su vida, pero finalmente la deja, sin que medie palabra alguna (el mudo y ella sorda), porque su mundo lo reclama para casarse con la hermana de un compañero de sociedad secreta, que quedó embarazada de él tras un desliz en una fiesta.

Clove, la hermana de su cófrade, es interpretada magistralmente por Angelina Jolie (la "dama del labio goldo"). Es una mujer de sociedad, con una vida ligera y sin preocupaciones, que se enamora a primera vista de él y aspira a vivir una vida normal de familia oligarca gringa. Pero la "llamada del deber", es decir, la huída de su demonio interno, lo lleva a prestar servicio en el Londres bajo el bombardeo alemán, y a quedarse fuera por 5 años. Durante ese tiempo, Clove parece ser incapaz de continuar su vida frívola, y asume el papel de madre solitaria y un poco amargada. Otra que fue abandonada sin mediar apenas palabra. Cuando Wilson vuelve, no sólo no puede recuperar su vida familiar, sino que además le da un tiro de gracia mediante otro desliz con Laura, debidamente documentado con fotos que le son entregadas a su esposa al mejor estilo de los servicios de inteligencia.

La película está contada en un cuidadoso desorden cronológico, que gira alrededor de la investigación de una traición que condujo al desastre militar de Bahía Cochinos, investigación de la cual no me voy a ocupar. Es curioso cómo, en el curso de las investigaciones, la presencia de los espías rusos es incluso agradable; uno de ellos es de hecho una especie de compañero de trabajo de Wilson, que de ser abiertamente un valioso colaborador contra los nazis, pasó a ser un contacto amigable con la KGB (da a veces la impresión de ser el único amigo de este personaje), pero al mismo tiempo su más eficaz enemigo.

Se me quedan muchas cosas por decir, lo cual no me extraña de una película de casi 3 horas. Muchas de ellas, además, son importantísimas en la película. Sólo mencionaré una mas, que fue uno de los detalles que más me impresionó, y cuya función y motivación en la película me ha puesto a pensar mucho.

En un momento dado, aparece un espía que trata de desertar de la KGB, diciendo ser un tal Valentin Miranov. Sólo que alguien que los había convencido de ser él ya estaba colaborando con ellos. De modo que el nuevo Mironov fue interrogado a la usanza de la CIA. No por Wilson, sino por su asistente neoyorquino-italiano, un tipo sencillo y rudo de los que hacen el trabajo sucio en las películas. Pero de Niro minimiza las crudas escenas de una tortura, dándonos una escena mucho más interesante. Después de un interrogatorio estándar, al espía desnudo, cubierto de moretones y con la cara inflamada, le administran una droga novedosa que está siendo probada como suero de la verdad: LSD.
Después de una especie de regresión a la niñez, el espía entra en una especie de trance, y da un convincente discurso: la Unión Soviética no es una amenaza para los Estados Unidos, y la guerra fría es una ficción que utilizan las élites para mantener el poder. Finalmente, dice que él es libre, y salta por la ventana para morir estrellado contra la calle. Una escena poderosa. Debo confesar que me encanta que metan ese manifiesto en la película, y más con la forma de una revelación sicodélica.

En conclusión, la película es para mi la historia de un cierto tipo de víctimas de la guerra. Para mi, las guerras siempre son poco más o menos que gente dándose machete en un barrial, sin nada honorable o glamouroso involucrado. Y el espionaje es una mezcla de eso con peleas de comadres chismosas, en una escala más grande.

11 comentarios:

Stavrogin dijo...

Nada puedo decir nada sobre la película, ya que ni siquiera se ha estrenado en España. Sin embargo, de tu excelente invitación a la película me quedo con la introducción, en la que recogiste el nombre de la más perversa de todas las multinacionales que hayan existido nunca: la United Fruit Company.

Recordaba las atrocidades perpetradas por esta empresa y por el Gobierno que la apoyaba en Guatemala y, sobre todo, en la Nicaragua de los siniestros Somoza, pero no tenía noticias de sus atrocidades en Colombia. El artículo dedicado en Wikipedia a la UFC me ha servido para recordar que en la maravillosa novela Cien años de Soledad se mencionaban las barbaridades de esta compañía y de todos los "hijos de puta" que, apoyados por Estados Unidos, permitieron la esquilmación de tantos bellos lugares de Centroamérica y alrededores.

Lanark dijo...

Stavrogin: Tienes razón, tal vez la metáfora de la langosta y su "umbral de plaga" pueda aplicarse a la UFC, aunque sospecho que hay una saña y un desprecio criminales a los nativos que iban un poco mas allá de los puros intereses comerciales.

Lanark dijo...

Hablando de esta admirable empresa, otra que creo que es su heredera en algunos sentidos, ha sido señalada

Lanark dijo...

Caray, parece que Chiquita es la mismísima United Fruit Company

Anónimo dijo...

La espía del CNI Yaiza Martínez Montesdeoca es conocida por ustedes??? Ella dice estar infiltrada acá y allá? No sé es agente de inteligencia???

Dudo de si es timo.


Karlos Kano

Anónimo dijo...

Yazia es un topo del CNI en movimientos religiosos.

Está detectada por un par de agencias de información.

Incluso se metió en movimientos extremistas y un puticlub.

Ya sabes: quien algo quiere algo le cuesta.

Lanark dijo...

Anónimos conspiranoicos:

FUCK THE CNI

Adi dijo...

Oes Tsetnoc Seo Contest one of the ways in which we can learn seo besides Upaya Mengembalikan Jati Diri Bangsa. By participating in the Oes Tsetnoc or Mengembalikan Jati Diri Bangsa we can improve our seo skills. To find more information about Oest Tsetnoc please visit my Oes Tsetnoc pages. And to find more information about Mengembalikan Jati Diri Bangsa please visit my Mengembalikan Jati Diri Bangsa page and other update like as Beratnya Mengembalikan Jati Diri Bangsa, Mengembalikan Jati Diri Bangsa di perpanjang and Jangan Berhenti Mengembalikan Jati Diri Bangsa. Thank you So much.

Oes Tsetnoc | Lanjutkan Mengembalikan Jati Diri Bangsa

Anónimo dijo...

ajaja, Yaiza Martínez espía del CNI... aquí hay gente que está loca!!!

Anónimo dijo...

Sobre ESPÍAS

Siempre que destapan a un espía acusan al destapador de loco. lo decían de El Mundo cuando asesinaron a Lasa y Zabala y los enterraron en cal viva.

Anónimo dijo...

NO QUIERO DECIR QUE LO SEA ESA SEÑORA DE ARRIBA, PERO ES QUE ME ACORDE Y ME RESULTA CUANTO MENOS CURIOSO.

COMPREN, COMPREN